Taller: 1 “Introducción a los tres dominios, la personalidad y el poder transformador de la música”

 

Audios del Taller

 

 

in corpore

Sábado mañana

0:0:0 Apertura y presentación formación 
0:22:14 Dinámica grupal. Tríos 
0:41:07 Teoría 
0:56:33 Rueda presentación grupal 

 

in corpore

Sábado tarde

0:0:0 Teoría. Músicas: ritmo, melodía y armonía.
0:45:46 NUTRICIÓN en parejas: permiso contacto
1:13:04 Cierre nutrición
1:28:56 Ejercicios acompañar desde el cuerpo
1:32:43 Rueda de imitación corporal y vocal
1:38:17 Visualización- cierre dinámica
1:45:52 Recogida grupal y cierre del sábado 

 
in corpore

Domingo

0:0:0 Meditación SAMATHA 
0:14:13 Comentarios sobre la meditación 
0:29:45 Teoría. Formación del carácter. Sistema Nervioso Simpático y Parasimpático. 
1:03:24 Trabajo parejas “Buenos días” 
2:24:18 Comentarios Antonio. Libro “Neurociencia del cuerpo”. Qué hacer hasta siguiente taller 

Guion de dinámicas del taller

 

Músicas utilizadas durante este taller

 

Aquí os dejamos un enlace a una lista colaborativa de Spotify:

“¿Qué es el Proceso Corporal integrativo?”

Vídeo-presentación –  (32 min) 

 

“La formación del carácter y cómo abordarlo desde el PCI?

Vídeo presentación – (34 min)  

 

 

Introducción a la Teoría Polivagal

 

 

Aquí tenéis una entrevista que explica brevemente los fundamentos de la Teoría Polivagal. Esta teoría es todavía muy reciente y está “revolucionando” la manera de entender el modelo de la inteligencia emocional que teníamos hasta hace muy poco. Entre otras cosas, nos muestra la necesidad de la observación del lenguaje corporal y de la conciencia corporal para crear vínculos seguros, tanto en lo personal como en lo profesional. Ya iremos profundizando…

Merece la pena: 

 

 

Cinco cosas que no sabías sobre el nervio vago

 

 

 

Entrevista del Dr. Mario Alonso Puig

“Lo que el Corazón quiere, la mente se lo muestra”

 

 

 

Vídeo sobre la “Coherencia cardiaca”

 

Aquí os dejamos un vídeo que trata el asunto de la coherencia, “coherencia cardiaca” en este caso, desde un punto de vista más científico.

 

Conferencia Nazareth: “El cerebro destronado”

La neurociencia actual está viviendo una revolución al demostrar que el cerebro requiere de la comunicación con órganos como el corazón o el intestino para los procesos cognitivos. Recientes investigaciones muestran que la percepción y la representación del yo supone una fuerte comunicación entre el cerebro y el corazón, y que la dinámica neuronal depende de las bacterias que habitan en nuestro intestino. En esta conferencia veremos qué nos dicen estos experimentos que están diseñando la neurociencia y psicología del futuro. 

Vídeo Nazareth: sobre los elementos de las músicas  

 

10 Comentarios

  1. Hola a todos, buenas noches. Lo primero, me gustaría dar las gracias también por las conferencias de Nazareth que son muy interesantes y me han hecho reflexionar y reconocer muchas cosas que no comprendía antes de escuchar este conocimiento.

    Me gustaría traer una pregunta o campo de conversación sobre la formación de los hábitos. Quiero entender desde el punto de vista de la neurociencia que es lo que nos pasa para mantener un hábito o entender porque nos cuesta cambiar un hábito.

    ¿Qué pasa en nuestros sistemas cuando intentamos romper algún hábito?

    ¿Qué apoyo necesitamos para empezar un hábito nuevo?

    De momento es esto! Muchas gracias!

    Responder
  2. Gracias Antonio y Nazareth por la oportunidad de contactar con toda esta verdad tan “escondida” y tan cercana a la vez. Lo primero que me nace es querer saber y entender qué está ocurriendo dentro de nosotr@s durante esta formación. Noto muchas sensaciones y cambios, tanto en mi atención como en mi manera de relacionarme con los demás.

    Lo más valioso para mi de estas conferencias es que una vez que sabemos lo que está ocurriendo dentro de nosotros, tenemos la oportunidad de redecidir cómo queremos llevar nuestra vida y qué queremos hacer. Creo que todo lo explicado por Nazareth conduce a una mayor autonomía. Vengo del mundo de la biotecnología, como estudiante, aunque no me sienta biotecnóloga, y nunca me había sentido tan cerca de los resultados de un artículo científico. Sencillamente me daban igual porque no sentía que tuvieran nada que ver conmigo. Dicen que solo podemos aprender aquello que tiene que ver con nosotros, y siento que Nazareth hace precisamente eso, traducir los resultados de las investigaciones en aquello que tiene que ver con nosotros. Se agradece mucho esa postura abierta, de compartir y nutrir, en un mundo en el que muchas veces los tecnicismos construyen torres desde las que mirar al de al lado.

    Ahora entiendo mucho mejor lo importante de cuidar la dieta, de prestar atención a la respiración y al movimiento del cuerpo. Por qué tantas veces me han dicho y he dicho “respira” (cuando no encontraba qué decir) ante el malestar de alguien o de mi misma.

    Me han surgido las siguientes preguntas y comentarios. Veo que son muchos pero dudo en si debo o no reducirlos, así que allá van:

    – ¿De qué depende que el cerebro escuche o no al corazón? Es decir, ¿de qué depende que las neuronas del cerebro respondan al corazón? ¿Responden siempre y la diferencia es si lo hacen o no de manera acompasada?

    – Se ha puesto el ejemplo de la variación de la tasa y de la variabilidad cardiaca en las emociones de rabia, miedo y alegría (diversión). ¿Se sabe algo de cómo son cuando sentimos amor o poder (entendiendo poder como la emoción opuesta a la rabia)?

    – Me quedé especialmente enganchada con el tema de que percibimos la realidad tal y como somos, estando bañada la realidad que percibimos por la idea que tenemos de nuestra propia identidad. Se ha estudiado la relación del latido y de la respuesta neuronal en personas consideradas como altamente sensibles? Se supone que estas personas, así como las personas con altas capacidades, son capaces de captar y procesar más información del exterior. ¿Podría esto tener alguna relación con la respuesta neuronal al latido?

    – ¿Existe alguna relación entre que percibamos a través de lo que somos con el hecho de que solo podamos llegar a entendernos en relación al otro?

    – El hecho de que durante el sexo respiremos más por la boca, tiene un sentido evolutivo? Se debe a que es favorable para la supervivencia que nada interrumpa ese momento?

    – Comenta Nazareth que podemos desarollar nuestra conciencia y al cambiar nuestra actitud cambiar nuestro cuerpo (top/down). Me ha dado la sensación de que, si bien ha explicado que el flujo contrario también existe, le ha dado mayor importancia a este. Me ha hecho pensar en la importancia de escribir durante todo el proceso de trabajo con el cuerpo y de lo importante que es para mi entender qué está ocurriendo. En cambio, noto que la vía de aprendizaje abajo/arriba está siendo más rápida y de alguna manera muy fuerte. Como si ocurriera a pesar de mi.

    – P¿or qué unos días la música que nos gusta nos llega más, y otros días no la sentimos tanto?

    – Si el cerebro y el corazón se acoplan cuando estamos muy atentos, y esto ocurre también con el disfrute y la compasión, ¿podría decirse que hay una relación entre esos tres estados? Me ocurre que los momentos en los que más disfruto son aquellos en los que algo logra captar totalmente mi atención.

    – Nazareth comenta en la conferencia que el corazón nos da un flujo constante de información intuitiva al cerebro, y que es responsable de que los músicos puedan predecir errores. ¿Ocurre esto en general, más allá de la música? A mi me pasa que en el trabajo a veces tengo intuiciones sobre que en un fichero concreto en el que no he estado antes y en el que no he trabajado hay un error, y me sorprendo al comprobar que es así. No entiendo nada, parece magia.

    – Cuando ensayo un nuevo ejercicio de batería, suele pasarme que tengo dos estados mentales (ahora entiendo que no son solo mentales): pensar en cómo lo tengo que hacer, en cuyo caso no suelo equivocarme y parar, o intentar estar en un estado en el que me dejo llevar, dejo de pensar y sin saber cómo, me sale el ejercicio.

    Responder
  3. ¡Muchísimas gracias por las conferencias! Me ha encantado el titulo de la conferencia y la importancia que tiene esto en el cambio de enfoque que se esta dando en la neurociencia. Cuando yo estudié neuropsicología en ningún momento nos hablaron del cuerpo y la importancia que tiene en el cerebro y mucho menos como esto puede ayudar a mejorar el bienestar de las personas con las que iba a trabajar.

    Para mi fue todo un descubrimiento encontrar a Nazareth por las redes. Por fin encontraba una científica que no solo ponía el foco en el cerebro sino también en el cuerpo. Que además, me ayudó a entender lo que yo estaba experimentando en mi proceso personal y porque algunos tratamientos que usaba con las personas con daño cerebral adquirido con las que trabajaba funcionaban si nunca lo había estudiado en la universidad. Gracias a esto poco a poco me estoy volviendo a reconciliar con la neurociencia.

    Me gustaría dejar una reflexión que hacía mientras escuchaba la conferencia y que tengo desde que leí el libro de Alexander Lowen “Amor, sexo y la salud del corazón” en la cabeza. Como dice Lowen en el libro, el corazón es un símbolo del amor y todos podemos sentir como late más rápido cuando se acerca la persona que nos quiere o sentimos que algo se rompe en él cuando una persona muere o nos deja. Del libro, me encanta la reflexión que hace Lowen entre la dificultad de dar y recibir amor y los problemas del corazón, por no hablar de las corazas musculares a las que hace referencia para que esto pase. Pero volviendo al tema, me encantaría saber si la ciencia sabe algo sobre esto o hay algún estudio.
    Además, esto me ha llevado a la reflexión de qué esta ocurriendo con los accidentes cerebro vasculares (ictus), que han aumentado de manera considerada en los últimos años, convirtiéndose en la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en hombres. ¿Distanciarnos tanto de nuestro cuerpo y relacionarnos, si llegamos, con él desde la cabeza (de arriba a abajo) puede ser una causa?

    Bueno, no es más que una reflexión que quería compartir con vosotros ya que es un tema que me gusta y sobre el que reflexiono a menudo 🙂

    Un abrazo

    Responder
    • Soy Patricia Sanz, que antes no sabía donde añadirlo.

      Responder
  4. Hola!! Muy chula y reveladora la ponencia.
    Me surgen varias cuestiones.

    1. Yo tenia la idea que la mente somatiza al cuerpo más que el cuerpo a la mente. Nazareth habla de que la corriente que circula de los intestinos y el estomago hacia el cerebro es más intensa que la descendente. ¿quiere decir esto que lo corporal o instintivo influencia más que lo mental??

    2. Me quedo con más ganas del tema ´lo lento puede sobre lo rápido y lo de abajo sobre lo de arriba´

    3. También me entró curiosidad entre la diferencia entre géneros, en esto no comentó mucho.

    Gracias!!

    Responder
  5. Hola, muchísimas gracias por la conferencia. Es un regalazo escuchar a Nazareth.
    Dentro de toda la conferencia, que me parece todo interesantísimo, por mi formación en PNI me sigue llamando la atención el tema de la microbiota en relación con la salud mental y estados de ánimo pero sigo sin entender cómo funciona del todo. Entiendo por ejemplo, que en la mirobiota se crean neutoransmisores como GABA y Serotonina necesarios para la relajación y la “alegría” por ejemplo… pero… ¿sabemos qué bacterias influyen en determinados procesos? Por ejemplo, en las pruebas de SIBO no te dicen qué bacteria es la que crece pero sí se asocia a que pueda tener consecuencias en “bajadas de ánimo”. Pero… ¿y sí fuera una bacteria que influye en la creación de serotonina podría tener el efecto contrario?

    Del mismo modo, cuando tomamos antibióticos y barremos con todas esas bacterias y luego tomamos probióticos, ¿el cuerpo crea por defecto una microbiota equilibrada?

    ¡Muchas gracias y un saludo!

    Responder
  6. Hola Sara! y gracias por tu comentario. Es muy interesante lo que compartes, sobretodo por que habla de tu experiencia y de cómo algunas de las cosas que vivimos o hemos vivido, ahora podemos validarlas, o al menos, comprenderlas desde un marco que antes nos dejaba más en el “aire” y a merced de la diversidad de las opiniones y proyecciones de cada uno. Seguimos adelante profundizando y con mucho camino por recorrer todavía. Un abrazo!!

    Responder
  7. Muchas gracias por estas conferencias. Qué suerte inmensa poder escuchar a Nazareth.
    Tengo muchas reflexiones y notas después de escucharla y también al empezar a leer “Neurociencia del cuerpo” pero me he quedado con tres cuestiones.

    Por un lado me interesa muchísimo el uso o el diálogo que se establece entre el arte o la poesía y la ciencia y cómo se recoge todo eso. Como si hubiera una intuición antigua, casi mágica, que ahora puede ser ciencia, pero que de alguna manera ya estaba en la conciencia. No he podido evitar recordar unos versos de Walt Whitman que yo creo que se refería sin saberlo a la microbiota cuando decía: “soy inmenso, albergo multitudes”.

    También por mi propia experiencia personal con mi abuela, me interesa muchísimo lo que sucede en las personas con Alzheimer. Yo conviví con ella a diario durante ocho años y realmente sentí que pese a lo que el neurólogo decía, seguía habiendo muchas vías de comunicación y expresión en ella. El tacto, el afecto, la contención o la música se revelaron como lenguajes primordiales en ese momento. De hecho cuando el deterioro era muy grande y el habla se había perdido, ella seguía pudiendo cantar, su cuerpo se despertaba como en una corriente eléctrica con el sonido de la música o con el sonido de mi voz. En ese momento mucha gente me dijo que me aferraba a eso por no querer ver la realidad de que un cerebro deteriorado era el fin, que no había “ser” fuera de aquello. Ahora leo estas cosas y pienso que igual no estaba tan loca.

    Por último compartir algo que he vivido durante años y de lo que hablas en tu conferencia y es que cuando trabajaba profesionalmente como actriz y tenía varias funciones a la semana, mis recuerdos de lo que sucedía en escena se me revelaban de la misma manera que el recuerdo que se tiene de un sueño. Los sentía por así decirlo, recuerdos del mismo material de los sueños.

    Muchas gracias de nuevo y deseando seguir aprendiendo de tu trabajo.
    Sara

    Responder
  8. ***COMENTARIOS SOBRE LAS CONFERENCIAS DE NAZARETH: Cuando veas los videos de Nazareth, déjanos aquí un comentario, pregunta o reflexión sobre algo que te haya llamado la atención sobre estas conferencias, de cara a ir preparando el encuentro de “preguntas y respuestas” que tendremos en breve con Nazareth.

    Responder
    • Buenos días.
      Muy agradecida por escuchar a Nazaret y me da mucha confianza el que la neurociencia esté “demostrando” lo que la sabiduría tradicional venía expresando y con lo que se trabajaba verdaderamente.
      Me surge una duda en relación a la variabilidad cardiaca y su relación con el nervio vago. Cuando dice todas las cosas que nos ayudan a aumentar la variabilidad cardíaca, se parecen mucho a las que se activan cuando entramos en el vagal ventral : bailar, la mirada, ser consciente… No sé si la ciencia ha demostrado o estudiado estar relación, pero a mi me parece que van de la mano. Me gustaría que pronfundizara un poco más en esto, si es posible.
      Por otro lado me quedo con la imagen del corazón como puerta de la percepción y también con la frase ” Vemos las cosas como somos y no como son”.
      Muchas gracias y nos vemos mañana

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

in corpore

REDES: Entrevista a Stefan Koelsch, Neurocientífico y profesor de psicología de la música, de la Universidad de Berlín

 
 
 
in corpore

Texto de Blay sobre los tipos de tensión

 

in corpore

Vídeo-Test de Bristol: Dime cómo son tus heces y te diré cómo te encuentras

 
 
 
 

Relajación consciente

Ejercicio de relajación consciente guiado por Antonio

 

Tarea para el siguiente taller

Diario de observación de tensiones:

 

Cuestionario sobre este taller